BLOG

miércoles, 3 de julio de 2013

Desahucio paralizado


En el delirio insociable que la judicatura alimenta con el intento de este desahucio,
Plasma el rompecabezas de una sociedad herida en su columna vertebral,
Robotizada con dosis de eufemismos dañando su estructura de palillos aún sin pegar.


Nieves

Nieves y sus dos hijos de 6 y 9 años habitan en una vivienda, propiedad de sus abuelos paternos y que, hace 4 años, cuando se divorciaron los padres, el juez asignó como residencia habitual de los niños / El hijo menor de Nieves acompañado de un miembro de la PAH.
Desahucio paralizado / Julio 2013, MADRID.
El padre de los niños está obligado, por sentencia de divorcio, a pasar una pensión mensual de 150 euros a cada uno. nunca ha pasado la pensión establecida, limitándose a ingresar 50 euros en el juzgado, muy de vez en cuando, para hacer ver al juez sus “buenas intenciones”. Al mismo tiempo, el padre está condenado por “violencia de género” contra la madre de estos chavales, con una orden de alejamiento.
Desahucio paralizado / Julio 2013, MADRID.
Los abuelos paternos reclaman vía judicial dicha vivienda para que sea ocupada por el hijo (el padre de estos niños) quien a su vez se ha vuelto a casar y tiene otro hijo. Según parece, salvo venta reciente, los abuelos disponen de más propiedades.
Desahucio paralizado / Julio 2013, MADRID.
Nieves, la madre de los niños, ha parado ya el primer intento de desahucio pero ha recibido una segunda notificación para abandonar la vivienda para el próximo día 22 de febrero y aunque ha presentado escritos de alegaciones con sólidos argumentos para que el juzgado pueda parar este segundo lanzamiento, el juzgado ha desestimado su recurso.
Desahucio paralizado / Julio 2013, MADRID.
Ella tiene en la actualidad una situación verdaderamente dramática ya que no tiene ingresos de ningún tipo, incluso acude a comedores sociales y aunque se ha movido con los servicios sociales no ha conseguido hasta la fecha la ayuda que necesita.
Importante recordar también que este es el tercer intento ya de lanzamiento y que el último se paró tan solo gracias a la cantidad de gente que acudió ya que la comisión judicial puso todo su empeño en que el desahucio se produjese.
Creemos que el desahucio es un caso claro de desprotección judicial y provocaría la exclusión social tanto de los niños como de la madre.

Texto de cabecera: VíctorMileo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario